Share on Social
4 November 21

Los líderes de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Internacional del Trabajo piden inversiones y condiciones de trabajo dignas para las enfermeras

Ginebra, Suiza, 4 de noviembre de 2021 - El Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) ha dado la bienvenida hoy a los directores generales de dos de las organizaciones internacionales más importantes del mundo. El Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud, y Guy Ryder, Director General de la Organización Internacional del trabajo, han sido los ponentes de las plenarias finales del Congreso virtual de tres días del Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) que se clausura hoy. Ambos líderes han expresado su apoyo incondicional a las enfermeras y a la inversión en la profesión de enfermería. El Dr. Tedros ha declarado: "Tenemos la obligación moral de proteger a todos los trabajadores sanitarios y asistenciales, garantizar sus derechos y proporcionarles condiciones de trabajo dignas en un entorno seguro y empoderante. Todo ello implica tener acceso a vacunas. Mientras nos recuperamos y reconstruimos, las inversiones en preparación y respuesta frente a emergencias han de priorizar la formación y el empleo de los trabajadores sanitarios y asistenciales, incluidas las enfermeras. En este Año de los Trabajadores Sanitarios y Asistenciales, la pandemia nos ha recordado a todos cuánto dependemos de las enfermeras, desde el primero hasta el último de nuestros días, y por qué todos los países han de invertir en ellas tanto ahora como de cara al futuro. La OMS está comprometida con el apoyo a los países para dar a las enfermeras los puestos de trabajo, formación, oportunidades de liderazgo y condiciones de trabajo seguras y dignas que se merecen. Seguiremos trabajando por un mundo en el que todos los países tengan personal sanitario y asistencial fuerte como espina dorsal de un sistema de salud fuerte en su recorrido hacia la cobertura sanitaria universal. La alianza y el apoyo del CIE y las asociaciones nacionales de enfermería es esencial para lograr estos objetivos y construir un mundo más sano, más seguro y más justo para todos". El Dr. Tedros también ha respondido a preguntas de cinco enfermeras en primera línea en Canadá, Filipinas, Estonia, Ghana y Pakistán sobre una serie de cuestiones. Respondiendo a una de ellas, ha confirmado su compromiso para seguir recopilando información actualizada sobre la fuerza laboral de enfermería y ha manifestado su inquietud por el impacto de la pandemia de COVID-19 en la retención de enfermeras señalando que hemos de garantizar que los gobiernos se comprometen a invertir en la enfermería y cumplen. También ha reconocido la importancia de conocimiento y experiencia independientes para sostener la presentación de informes y análisis Asimismo, ha apuntado a la necesidad de que los países inviertan en salud afirmando: "Hemos de presionar juntos, la OMS, el CIE y otros grupos de interés, no solo para la formación y contratación de más enfermeras sino para tener un buen entorno de trabajo desde la protección hasta el sueldo, y todo lo demás". Por último, ha hablado acerca del Código de Prácticas Mundial sobre la Contratación Internacional de Personal Sanitario y la importancia de que los Estados miembros comprendan su impacto y la consecución de un equilibrio correcto. Guy Ryder de la OIT ha hablado sobre la larga historia de colaboración entre su organización y el CIE. Hace más de 40 años, la OIT adoptó el Convenio sobre el personal de enfermería, el convenio 149. Sigue siendo el único instrumento  jurídico internacional  dedicado a la profesión de enfermería. El Sr. Ryder ha manifestado su admiración por las enfermeras declarando: "Las enfermeras han realizado un sacrificio tremendo durante la pandemia, al igual que otros trabajadores, obviamente. Muchos han enfermado. Y demasiados han pagado el precio más alto que se puede pagar. A fecha de mayo de este año, al menos 115 000  trabajadores sanitarios y asistenciales habían fallecido a causa de la COVID-19.  Las enfermeras han asumido una enorme carga de trabajo extra, que ha llevado a largos horarios de trabajo, en ocasiones en malas condiciones laborales con descanso inadecuado; falta de equipos de protección individual; e incluso - y esto es especialmente escandaloso - violencia y acoso. Al mismo tiempo, muchas enfermeras estaban lidiando con más responsabilidades en el hogar junto con el miedo de llevar la enfermedad a su familia y amigos". Con anterioridad este año, los 187 miembros de la OIT  adoptaron por unanimidad un 'Llamamiento mundial a la acción para una recuperación centrada  en las personas de la crisis de la COVID-19' instando  a que los trabajadores sanitarios  y otros  en primera línea  tengan acceso a vacunas, equipos de protección individual, formación, pruebas y apoyo psicosocial, además de pedir una remuneración y protección adecuadas en el trabajo, en especial contra las cargas de trabajo excesivas.  El Sr. Ryder ha afirmado que la inversión en la profesión de enfermería es importante, pero ha añadido que: "...ni siquiera esta inversión basta por sí sola. Las inversiones han de ir de la mano de medidas para combatir un abanico más amplio de carencias al objeto de tener condiciones de trabajo dignas. En caso contrario, las enfermeras seguirán marchándose y no serán remplazadas por otras personas, en particular por los jóvenes. Solo hay una forma de generar una recuperación fuerte y sostenible de esta crisis, es decir adoptando un planteamiento centrado en las personas. Un enfoque que integre los derechos humanos y laborales en las políticas y actuaciones. Un planteamiento que sostenga tanto a las empresas como a los trabajadores. Construir resiliencia en nuestros sistemas de salud significa invertir en la formación, retribución y condiciones de los trabajadores sanitarios y asistenciales. Significa respetar  sus  derechos fundamentales en el trabajo. La OIT está orgullosa de estar a su lado para fortalecer y apoyar el derecho de las enfermeras a condiciones de trabajo dignas". El Congreso del CIE ha reunido a más de 5 500 participantes de 132 países para escuchar un amplio abanico de presentaciones de ponentes expertos sobre una gran variedad de temas de interés para la enfermería y la salud. El Congreso se celebra cada dos años. Para acceder a las grabaciones de las sesiones plenarias y del resto del Congreso del CIE, visite: https://congress2021.icnevents.online